2020-07-09

Si no pagas por un servicio no eres el cliente, sino el producto. Así argumentan algunas personas cuando se quejan sobre la violación en la protección de datos o su almacenamiento en internet de empresas como Facebook. Pero qué pasa cuando pagas y te crees que eres un cliente, pero igualmente no respetan tus datos. Tiendas en línea como Amazon o servicios como Netflix.

Nos metemos en jaulas de cristal y no lo queremos ver.

Diálogo:

Otto.— No entiendo dónde está el problema. Si guardan mis datos mejor servicio recibiré.

N.— Es dudoso que recibas un mejor servicio, pero aún así, déjame que te ponga un ejemplo. Piensa en el cambio climático y dime qué hacemos para poder combatirlo.

Otto.— Los científicos hacen mediciones y con eso predicciones, de las cuales se crean estrategias para poder frenarlo.

N.— Sí, esas mediciones son datos. Miden todo lo que pueden y almacenan esos datos. Con esos datos influyen a la sociedad con artículos de prensa o presionan a empresas o toman partido en el juego político. O alguno es de hecho político e influye en tu vida, solo con el dato de unos termómetros repartidos en tu ciudad.

Otto queda pensativo.

N.— Así es. Imagina qué se puede hacer con datos más concretos sobre las personas.

2020-09-29
en: 1