2021-03-12

IBM colaboró con los nazis. Watson, el presidente de la compañía, era un admirador de políticos autoritarios como Mussolini y Hitler. La compañía americana llegó a un acuerdo con la Alemania nazi para suministrar máquinas de Hollerith, gracias a las cuales los nazis pudieron ser más eficientes en el exterminio.

IBM mandaba 1,5 millardos de tarjetas perforadas al año y tenía una visión de lo que pasaba en Alemania, pues alquilaba sus máquinas. Cada dos meses viajaban encargados para revisar las máquinas en los ministerios o campos de concentración.

Sí, el gobierno de Estados Unidos prohibió las exportaciones a la Alemania nazi, pero aquí podemos ver perfectamente cómo funciona la política y el capital. IBM instaló su cede para Europa en la "neutral" Suiza, y las tarjetas perforadas se suministraban desde otros países "neutrales", Suecia o España. Watson también asesoraba al presidente Roosevelt, de tal manera que IBM siempre estaría en el lado de quien ganara, fuera USA o la Alemania nazi.

Una historia lamentablemente olvidada y de la que podríamos aprender dos cosas: la intromisión de las grandes empresas en la política y el uso de los datos para agilizar una masacre.

#56 de: 1