2021-03-18

Sabes que el mundo va mal...

cuando al ejército alemán le falta munición de su inventario. 62kg de explosivos, 23 detonadores, 96.000 patrones. Pistolas, rifles y ametralladoras.

En el comando especial KSK también había material perdido. El comandante Markus Kreitmayr tuvo una gran idea, una amnistía. Los soldados podían devolver la munición anónimamente en unas cajas puestas para la ocasión.

La sorpresa vino cuando había más munición devuelta de la que se echaba de menos, también granadas y armas de guerra. Y ahí hay un problema, pues la fiscalía debe investigar cuando hay armas de guerra de por medio. Umm... ¿qué se puede hacer? Se borra intencionadamente el inventario del 2018. Así, sin más. ¿Copia de suguridad? ¡Para qué!

¿He dicho ya que en el trasfondo de los robos están soldados de extrema derecha?

#67 de: 1, 2, 3