2021-07-15

Sobre el sueño europeo.

Se habla mucho del sueño americano. Ya sabes...

We’re all living in Amerika, Amerika ist wunderbar.
Rammstein.

¿Pero qué hay del sueño europeo? En Europa no existe esta expresión, pero aspiraciones equivalentes al llamado sueño americano siempre ha habido. Todas las poblaciones en cualquier tiempo tienen una meta, que cabalmente siempre es la misma: mejorar la vida. Este mejorar la vida puede ser tener éxito financiero, algo intrínsico a Estados Unidos, u otros tipos de ideas más intangibles.

Europa abarca mucho y es muy grande, así que realmente querría hablar del sueño de la Europa Occidental. Pero merece la pena echar un ojo a ciertas aspiraciones que tienen los europeos del este. A saber, las intenciones de muchos de establecerse en la Europa Occidental durante el período de la URSS hasta el día de hoy. Por ejemplo, el deseo de tener más bienes materiales que prometía Europa Occidental, más libertad o estabilidad. En la mente de muchos rusos actuales y de antes, ciudades como París están altamente idealizadas. El lema es que en París hay cosas que nunca encontrarás en Rusia. Igualmente para muchos europeos del este Alemania es algo similar a Estados Unidos para los latinoamericanos, una especie de Tierra Prometida, donde si llegas no te faltará trabajo ni educación para los niños.

Ya se dibujan algunas características del sueño de la Europa Occidental.

De todo lo que pueda constituir nuestro sueño europeo, a estas dos piezas yo las pongo en el centro. De aquí sale una promesa, que si estudias obtendrás trabajo. Y nos encontramos con el primer sueño roto de los europeos, estudiar ya no garantiza tener un trabajo ni algo remotamente digno tal como lo habíamos planeado.

De aquí se deriva algún problema social, porque dividirnos entre quienes tienen estudios y no, es algo muy característico de la cultura europea. Esa división siempre ha condicionado la vida a la que teníamos derecho.

Aunque no hablemos ni usemos la expresión "sueño europeo", hay ciertos elementos que se pueden identificar con bastante precisión y que son o han sido nuestros anhelos como sociedad europea.

Sueños, metas o promesas, muchos rotos o parcialmente incumplidos. Seguro que me falta alguno más y es trabajo de sociólogos e historiadores identificarlos. ¿Qué hay de la fraternidad entre los pueblos europeos? ¿De nuestra alta moral? ¿De olvidar los colonialismos y no oprimir más a otros pueblos?

¿O claudicaremos ante las otras metas y sueños europeos? Metas colonialistas y sueños de dictadores. Esto no hay que obviarlo, también forma parte de nosotros como europeos y forma parte de nuestro ciclo vital que nos ha traído al punto actual.

¿Por qué fracasa el sueño de la Europa Occidental? La americanización de la sociedad y política europea, la globalización y el desmantelamiento de la clase media de los últimos 30 años no han ayudado. Pero con ello no respondo la pregunta, para la que no tengo una respuesta mejor. Solo puedo decir que olvidar nuestras metas y traicionar nuestras propias promesas crea una gran desazón en nosotros como individuos y es una fuente de conflicto social.