2022-03-23

Un exfalangista regresa a casa después de estar una semana luchando en Ucrania.

"La guerra no es un juego. Algunos combatientes voluntarios españoles, como P.S., se alistaron en Madrid, marcharon en furgoneta, cruzaron la frontera polaca y se enrolaron. Fueron destinados por Ucrania a la defensa de Zhitómir, pues esta ciudad opera de enclave estratégico para tomar Kíev", relatan. "El problema es que la artillería rusa no le da respiro y la bombardea con mucha frecuencia. Las milicias ucranianas, también la internacional, apenas tienen un momento de respiro. No pueden ni dormir", ilustran.

Vaya, en la guerra no se puede dormir bien. Los chistes se escriben solos. Pero me quedo con lo siguiente.

P.S., y quizá más súbditos nacionales, regresaba estos últimos días a Barcelona por la vía de la frontera francesa, un viaje que ponía fin a la pesadilla. Por ahora, no hay mimbres para perseguir judicialmente a los ciudadanos con pasaporte español que hayan combatido en Ucrania, como explicó este medio. Desde diversos estamentos judiciales se recuerda que el hecho de que Ucrania haya emitido decretos gubernamentales para alistar a extranjeros veta, por ahora, la persecución penal en los países de origen.

Ello contrasta con casos anteriores de nacionales en el mismo país. En 2015, la Policía Nacional detuvo a varios españoles que regresaron de la zona separatista del Donbás, donde habían luchado con las milicias prorrusas, avanzó El País. En aquel caso, se trataba de militantes de la izquierda extrema.

No lo sabía, y ahora me explico tantas y tantas detenciones de militantes de izquierda.

“A los que se fueron a luchar a la guerra de Siria los juzgaban por pertenencia a organización terrorista porque tanto el Estado Islámico como algunas milicias kurdas están consideradas como un grupo terrorista por Turquía --miembro de la OTAN-- y, por lo tanto, por Estados Unidos y la Unión Europea”

es: 1, 2