2022-04-27

Interesante la relación entre la industria del gas alemana y rusa, o de por qué Alemania lo tiene difícil para independizarse de Rusia.

Empieza en 1990 con la entrada de la empresa alemana BASF (y Wingas como filial) en el negocio del gas, y de socio Gazprom. Rusia necesitaba tecnología alemana para producir su gas, y BASF se la daba a cambio de gas barato. BASF siempre fue extraordinariamente lucrativa y Alemania siempre tuvo gas más barato que el resto de países europeos.

Todos los gobiernos alemanes siguieron esta estrategia de gas barato, incluso en 2014 después de la anexión de Crimea los negocios entre BASF y Gazprom se intensificaron. Gazprom compró Wingas, Wieh y Astora Gasspeicher, y BASF iniciaba nuevos proyectos en Siberia.

Pero el problema para Alemania es todavía peor. Firmaron contratos de larga duración hasta 2030 con una cláusula en la que el país germano tiene que pagar un mínimo de gas anual dando igual que se lo queden o no.

#260 #273
de: 1