2022-06-08

Llevaba esperando la reaparición de Angela Merkel desde que empezó la guerra ruso-ucraniana. Es normal pensar que tendría algo que decir, o incluso que podría intervenir.

Pero Merkel es una grandísima oradora y tiene un talento natural para decir lo correcto en todo momento. Su "corazón siempre latió por Ucrania". No admite ningún error del pasado y no se disculpa por los negocios (gas y petróleo barato para Alemania) o políticas con Rusia.

El acto lo llevó un periodista de Der Spiegel, donde siempre la tratan bien. Parece que Merkel no hará nada en este asunto, y tampoco es que tenga que hacerlo. Solo ha asomado para defender su legado.

de: 1